INSIGNIFICANCE

EL VALOR DE LA INSIGNIFICANCIA

A propósito de la matanza que sufre el pueblo palestino, Pearl Jam nos describe una visión sombría del la especie humana. La vida de un hombre o un niño indefenso en medio de una guerra puede resultar insignificante pero no inocente. Nadie es inocente. "¿Por favor, perdona nuestro pueblo por ser insignificante?", dice la canción. La cruedad de esta lógica nihilista no enseña, casi a diario, que cuando ya nada es bueno o malo, correcto o incorrecto, cierto o falso, sólo te queda aspirar a la eficiencia como valor supremo. Es decir, a ser más temible y poderoso.
"ALL IN ALL IS NO ONE'S FAULT"... (Y en resumen, nadie is culpable).


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario